martes, 23 de diciembre de 2014

23 DE DICIEMBRE NACE
GIUSEPPE TOMASI DE LAMPEDUSA
(Giuseppe Tomasi, duque de Palma y príncipe de Lampedusa; Palermo, 1896 - Roma, 1957) Escritor italiano autor de la novela El Gatopardo (1958), en la que retrató la decadencia de la nobleza rural siciliana durante la época de la unificación nacional. La magistral adaptación cinematográfica de Luchino Visconti, estrenada en 1963, contribuyó a la difusión de una obra que tuvo ya una excelente acogida en el momento de su publicación.

Giuseppe Tomasi de Lampedusa

Descendiente de una de las más aristocráticas familias sicilianas, Giuseppe Tomasi de Lampedusa pasó su infancia entre los muros del palacio paterno en la capital de la isla y las diversas casas de campo. Desde niño aprendió las principales lenguas extranjeras. A los veinte años, al estallar la Primera Guerra Mundial, fue obligado a abandonar sus estudios para participar en la contienda; hecho prisionero, fue internado en el campo de concentración de Szombathely (Hungría), de donde, tras un primer infructuoso intento, logró escapar, y, realizada una durísima marcha a pie a través de Europa, llegó a Italia.

Durante el período fascista permaneció apartado, coherente con sus inclinaciones de conservador liberal. Realizó diversos viajes al extranjero; durante uno de ellos se casó con Alessandra Woll-Stomersee, una de las pioneras del psicoanálisis en Italia. Con el grado de capitán tomó parte en la Segunda Guerra Mundial; tras la destrucción de su morada en el curso de un bombardeo, Tomasi de Lampedusa encontró refugio en el hogar de su primo, el poeta L. Piccolo, en cuya casa tuvo sus primeros y fundamentales encuentros literarios (Montale, Bassani).

Entre 1955-56 escribió de un tirón la obra que había de darle una gran fama póstuma, El Gatopardo (Il Gattopardo), libro escrito, como se ha dicho, rápidamente, pero gestado durante larguísimos años. Después de algunos meses se manifestaron los primeros síntomas de la enfermedad que le llevaría a la muerte, durante su hospitalización en una clínica romana. El manuscrito de la novela fue publicado en 1958 al cuidado de Giorgio Bassani.

Fotograma de El Gatopardo (1963), de Luchino Visconti

Ambientada en el mundo de la aristocracia siciliana de los años comprendidos entre la campaña garibaldina y finales de siglo, El Gatopardo narra la historia del príncipe don Fabrizio Salina, astrónomo. Alejado siempre de toda participación en la vida pública, con la llegada de los garibaldinos, y bajo la influencia de su amado sobrino Tancredi, aceptará estoicamente el nuevo curso de las cosas, aunque una inicial desconfianza no podrá apartarse nunca de su ánimo.

Centrando el argumento en la historia de don Fabrizio, Tomasi de Lampedusa consigue presentarnos una amplia panorámica de la vida de las familias aristocráticas sicilianas de la época, a las que se oponían cada vez más, al menos en la consecución del poder, los nuevos ricos, es decir, aquellos que habían sabido sacar provecho de la caída de la dinastía borbónica. Sin embargo, la amarga conclusión de Tomasi de Lampedusa será, en las páginas que describen el baile final, que las cosas han cambiado bien poco y que también la nueva situación muy pronto cristalizará en la atávica inercia de la vida siciliana.

La poética de Tomasi de Lampedusa está constituida por el examen tanto del hombre como de las cosas, por una continua sensación de finísima moralidad que define el particular tono de la novela. Aunque algunas de sus páginas, sobre todo hacia el final, pueden parecer un tanto apresuradas, El Gatopardo, aparecido en pleno auge del neorrealismo, constituyó (en palabras de un crítico) "una excepción felicísima... una invitación a enriquecer la narrativa de auténticas motivaciones críticas, pero sobre todo a reconsiderar, en sus valores más actuales, la tradición decimonónica". El libro obtuvo un gran éxito, no sólo en Italia, sino en otros muchos países. En 1961 apareció póstumo un volumen de Cuentos donde, conforme a la inspiración de su obra mayor, el autor se confirma como un fino intérprete de la propia memoria.