martes, 17 de febrero de 2015

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Rima XXXVIII

Los suspiros son aire y van al aire.
Las lágrimas son agua y van al mar.
Dime, mujer, cuando el amor se olvida,
¿sabes tú adónde va?