viernes, 24 de julio de 2015

24 DE JULIO NACE:

CRISTÓFORO JUÁREZ


Cristóforo Juárez nació en Cuyoj (Depto. Banda) el 24 de julio de 1900. Su padre, Vicente Juárez su madre Rosario Páez Gerez. Muy chico se trasladó con' su familia a San Carlos, en el mismo departamento. Eran siete hermanos, cuatro varones y tres mujeres. A los nueve años quedo huérfano, de padre y su madre, una matrona de fuerte convicción cristiana, los crió a todos con mano fuerte. Poseía varias hectáreas de tierras y con los frutos de ésta alimentó a sus hijos y les dio la educación que hizo de ellos hombres de bien. Tres se recibieron de maestros rurales en la escuela de La Banda.

A los l6 años, ya maestro, Cristóforo partió hacia Salavina donde fue designado en un lugar llamado Verón. Algunos de sus alumnos eran mayores y se enrolaron junto con él.

Tenía una memoria asombrosa y era observador y detallista; describía las cosas palmo a palmo a pesar del tiempo que había transcurrido. Sus años vividos en contacto con la naturaleza árida del monte santiagueño lo llevó a leer mucho y un buen día comenzó a escribir y describir aquello que sentía y vivía. Le cantó a la tierra, a los pájaros, al ulular del viento, a los niños, al amor.

Era introvertido pero su espíritu se pobló de inquietudes.

Escribió versos y pintó esa naturaleza agreste que le tocó vivir.

Su inquietud lo llevó a practica deportes como el hipismo (salto en alto), donde gano varios premios; también fue un tirador de fusil y carabinas concursando en campeonatos provinciales e interprovinciales, destacándose muchas veces.

Fue un docente sacrificado y dedicado. Todavía lo recuerdan con respeto y cariño muchas de las maestras v maestros que estuvieron en su querida escuela Nacional Nº 409: Tilo Arqañaraz, Aurora de Capovilla, Blanca de Uriondo y la Sra de Atías.

Llegó a ser presidente del Consejo de Educación y también vocal de ese organismo.

Padre ejemplar, dejó en sus hijas e hijos políticos ejemplos, conceptos y virtudes que les sirven de quía en la vida.

En 1 939 publica su libro "Reflejos del Salitral" que le dió muchas satisfacciones, pero luego dejó transcurrir un largo tiempo y ante insistencia de amigos y poetas volvió a escribir. En 1972 publica "Cantares"; años después "Llajtay" y luego "La Vara Prodigiosa". "Quedó inédita su obra Coplas maduras".-