sábado, 9 de enero de 2016


9 DE ENERO DE 1954 MUERE :

HERMINIA BRUMANA

Herminia Brumana nació en Pigüé, localidad ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires, el 12 de septiembre de 1897, en el seno de una familia de inmigrantes italianos. Realizó sus estudios secundarios en la escuela Normal de Olavarría donde se recibió en 1916, volviendo a Pigüé para ejercer el cargo de maestra primaria en su ciudad natal.

En 1917 fundó la revista Pigüé y en 1918 publicó su primer libro, orientado a promover la lectura entre sus alumnos, Palabritas. En 1921 conoce al dirigente socialista Juan Antonio Solari con quien se casa, radicandose en Buenos Aires.

Se desempeñó como maestra en diversas escuelas del Gran Buenos Aires y de la Capital Federal. En 1923 publica su segundo libro, Cabeza de mujeres, definido por Herminia Solari como "un libro sobre la mujer dirigido a las mujeres", tema principal de su literatura y de su activismo. El libro se compone de diversos relatos que tienen en común la necesidad de la autoafirmación de la mujer, y la liberación por sus propios medios. De formación Anarco-Socialista Herminia no tuvo militancia que la ligara a ningún grupo en particular.

En el contenido de su obra literaria -relatos, ensayos, obras teatrales-, vemos una reflexión o una finalidad moral que se ha dedicado a denunciar injusticias sociales, las instituciones escolares y principalmente la cuestión de la mujer a partir de su libro "Cabeza de mujer" (1923) sus palabras están destinadas directamente a las mujeres: deben alzar su voz de protesta, su necesidad de autoafirmación, en la inutilidad del dolor y el sacrificio, deben conquistar y dignificar su lugar en la sociedad "la mujer no es un adorno, tiene una misión que cumplir, debe ser útil prodigándose, debe educarse"

En los diez años que van de 1929 a 1939 publica cinco libros: Mosaico (1929), La grúa (1931), Tizas de colores (1932), Cartas a las mujeres argentinas (1936) y Nuestro Hombre (1939). En sus libros Herminia Brumana bregó por los derechos de las mujeres, el amor libre, el derecho al divorcio, la justicia social sobre todo relacionada con las dificultades de los niños pobres para cursar la escuela, etc.

En 1941 comenzó a trabajar en la Escuela para Adultos Nº6 (Fitz Roy 171, actual Escuela 12; D.E 14), de la Ciudad de Buenos Aires, como maestra en la materia Práctica de escritorio. Luego de su muerte, la escuela recibió el nombre de "Herminia Brumana".

A su muerte se organizó la Sociedad Amigos de Herminia Brumana que editó sus Obras completas en 1958, y al cumplirse los diez años de su fallecimiento, publicó Ideario y presencia de Herminia Brumana.

Diversas calles, plazas, bibliotecas y establecimientos educativos de la Argentina llevan su nombre.

Su lucha no fue agresiva, sino fue firme y de tono pedagógico, convencida de que el hombre debe llegar al ideal, al bien, con una conducta integra.

Herminia Brumana nació en Pigüé, localidad ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires, el 12 de septiembre de 1897, en el seno de una familia de inmigrantes italianos. Realizó sus estudios secundarios en la escuela Normal de Olavarría donde se recibió en 1916, volviendo a Pigüé para ejercer el cargo de maestra primaria en su ciudad natal.

En 1917 fundó la revista Pigüé y en 1918 publicó su primer libro, orientado a promover la lectura entre sus alumnos, Palabritas. En 1921 conoce al dirigente socialista Juan Antonio Solari con quien se casa, radicándose en Buenos Aires.

Se desempeñó como maestra en diversas escuelas del Gran Buenos Aires y de la Capital Federal. En 1923 publica su segundo libro, Cabeza de mujeres, definido por Herminia Solari como "un libro sobre la mujer dirigido a las mujeres", tema principal de su literatura y de su activismo. El libro se compone de diversos relatos que tienen en común la necesidad de la autoafirmación de la mujer, y la liberación por sus propios medios. De formación Anarco-Socialista Herminia no tuvo militancia que la ligara a ningún grupo en particular.

En el contenido de su obra literaria -relatos, ensayos, obras teatrales-, vemos una reflexión o una finalidad moral que se ha dedicado a denunciar injusticias sociales, las instituciones escolares y principalmente la cuestión de la mujer a partir de su libro "Cabeza de mujer" (1923) sus palabras están destinadas directamente a las mujeres: deben alzar su voz de protesta, su necesidad de autoafirmación, en la inutilidad del dolor y el sacrificio, deben conquistar y dignificar su lugar en la sociedad "la mujer no es un adorno, tiene una misión que cumplir, debe ser útil prodigándose, debe educarse"

En los diez años que van de 1929 a 1939 publica cinco libros: Mosaico (1929), La grúa (1931), Tizas de colores (1932), Cartas a las mujeres argentinas (1936) y Nuestro Hombre (1939). En sus libros Herminia Brumana bregó por los derechos de las mujeres, el amor libre, el derecho al divorcio, la justicia social sobre todo relacionada con las dificultades de los niños pobres para cursar la escuela, etc.

En 1941 comenzó a trabajar en la Escuela para Adultos Nº6 (Fitz Roy 171, actual Escuela 12; D.E 14), de la Ciudad de Buenos Aires, como maestra en la materia Práctica de escritorio. Luego de su muerte, la escuela recibió el nombre de "Herminia Brumana".

A su muerte se organizó la Sociedad Amigos de Herminia Brumana que editó sus Obras completas en 1958, y al cumplirse los diez años de su fallecimiento, publicó Ideario y presencia de Herminia Brumana.

Diversas calles, plazas, bibliotecas y establecimientos educativos de la Argentina llevan su nombre.

Su lucha no fue agresiva, sino fue firme y de tono pedagógico, convencida de que el hombre debe llegar al ideal, al bien, con una conducta integra.


OBRA
Prosa

Palabritas, 1918.
Cabezas de mujeres, 1923
Mosaico, 1929
La grúa, 1931
Tizas de colores, 1932
Cartas a las mujeres argentinas, 1936
Nuestro Hombre, 1939
Me llamo niebla, 1946
A Buenos Aires le falta una calle, 1953

Teatro

La protagonista olvidada, 1933