miércoles, 3 de febrero de 2016



FUMIKO KANEKO..La Insumisa

El 25 de enero de 1902 nace en Yokohama la militante anarquista Fumiko Kaneko. Nacida en una familia muy pobre, donde los padres no estaban casados y pasaban de una relación a otra, fue criada en Corea por una tía. A su vuelta a Japón, trabajó en Tokio de criada y de vendedora de diarios y de jabón en polvo a domicilio. En estos años leyó muchísimo, sobre todo temas políticos y sociales. En Tokio conocerá al militante libertario y anti imperialista coreano Yôl Park, fundador del grupo clandestino anarconihilista «Futeisha» (Sociedad de los Insumisos o Revoltosos), con quien compartirá su vida, el pensamiento anarquista y los deseos de liberación de la opresión nipona en Corea. Ambos fundaron la «Sociedad Negra de los Trabajadores». Después del gran terremoto de Kanto del 1 de septiembre de 1923, las autoridades imperiales aprovecharon la ocasión para deshacerse de los revolucionarios e inventó una presunta confabulación encaminada a asesinar el Emperador. Detenidos y juzgados, Fumiko Kaneko y Yôl Park, con falsas confesiones, fueron condenados a muerte el 25 de marzo de 1926 por alta traición; pero el 5 de abril las penas fueron conmutadas, debido a presiones diplomáticas, por trabajos forzados a perpetuidad. Cuando el director de la prisión de Ichigaya le entregó el certificado de la conmutación, lo destrozó en pedazos ante él. Trasladada a la prisión de Utsunomiya, se negó a realizar ningún trabajo y fue encerrada en régimen de aislamiento. Después de tres meses pidió trabajar en el taller de realización de cuerdas de cáñamo. Fumiko Kaneko se suicidó el día siguiente, el 23 de julio de 1926 en la prisión de mujeres de Utsonomiya, con una cuerda que ella misma había elaborado. Después de su muerte, el hermano mayor de Park trasladó el cuerpo a Corea, donde fue enterrado en el cementerio familiar de los Park a Pallyeong-ni. Su compañero, Yôl Park, permanecerá encarcelado hasta octubre de 1945, al acabar la Segunda Guerra Mundial.
Kaneko dejó escritas unas memorias sobre su estancia en la prisión y sobre su interrogatorio, que sólo fueron publicadas después de la guerra del Pacífico y que han sido traducidas al inglés y al francés, donde revela sus ideas políticas (igualitarismo radical, antimilitarismo, antiimperialismo, críticas al socialismo y al cristianismo, etc.) y feministas (crítica a la estructura familiar nipona, divorcio, etc.). En noviembre de 2003 el cuerpo de Kaneko fue trasladado y enterrado nuevamente en el jardín de la casa donde nació Park a Maseong-myeon. La televisión pública coreana estrenó el agosto de 2006 una película documental (Kaneko Fumiko) sobre su vida.