miércoles, 9 de marzo de 2016




9 DE MARZO DE 1918 MUERE :

FRANK WEDEKIND


Dramaturgo y actor alemán nacido en Hanover el 24 de julio de 1864 y fallecido en Munich el 9 de marzo de 1918. Fue educado en Gemeindeknabenschule and Bezirksschule, Lenzburg; Kantonsschule, Aarau; y en las universidades de Lausanne (1864), Munich (1884-1885) y Zurich (1888). La lectura de Schopenhauer y la influencia de Olga Plümacher, amiga de su madre, le hicieron tomar interés en la filosofía; incluso llegó a elaborar una teoría fundada en el pesimismo y el egoísmo. En Lausanne estudió Germanística y Literatura Francesa y, en Munich y Zurich, Derecho, por imposición de su padre (aunque no asistió a las clases). Trabajó como periodista para el Neue Zürcher Zeitung y en 1886 entró como director de publicidad y prensa de la empresa de sopas Maggi, en Zurich. En esa ciudad se puso en contacto con intelectuales alemanes exiliados como consecuencia de la Ley Anti-socialista promulgada por Bismarck, como los naturalistas y el grupo "Das junge Deutschland" ("La joven Alemania"). Entre 1883 y 1885 mantuvo una relación sentimental con una mujer madura llamada Bertha Jahn. En 1888 pasó medio año viajando como secretario del circo Herzog. Después se trasladó a París con el artista circense Rudinoff. Regresó a Munich y, tras la muerte de su padre, volvió a París como secretario del pintor Willy Grétor. Durante esos años estuvo vinculado a la bohemia de las ciudades por donde pasaba, ingresó en sus círculos literarios y siguió vinculado al circo, a los cabarés, al ballet y a los prostíbulos; de hecho, en sus obras considera el burdel como un mundo ideal donde los hombres viven en armonía consigo mismos, sin restricciones sociales, y a la prostituta como arquetipo de libertad frente a la sociedad corrupta.

Viajó a Londres y a Suiza. Allí comenzó a trabajar como actor bajo el seudónimo de Cornelius Mine-Haha. Colaboró en Munich con la revista satírica Simplicissimus bajo el seudónimo de Hieronimus, con artículos de carácter político. En 1897 fue contratado como secretario, actor y director en el Teatro Ibsen de Leipzig; como actor trabajaba con el nombre de su abuelo, Heinrich Kammerer. Con esta compañía representó Espíritu de la Tierra y adaptó La Caja de Pandora. Él interpretaba el papel del Doctor Schön. Tras esta experiencia fue a Munich. Como consecuencia de sus actividades en la revista Simplicissimus fue acusado de traición contra Guillermo II y tuvo que exiliarse a Zurich y a París, pero acabó poniéndose a disposición judicial en Munich. En 1901 fue puesto en libertad y comenzó un periodo de aburguesamiento progresivo y de madurez.

La falta de dinero le obligó a trabajar como actor, recitador y cantante en el cabaré de Munich Elf Scharfrichter ("Los once verdugos"). El estreno de El marqués de Keith fracasó en 1901 en Berlín y luego en Viena. En 1905 estrenó la segunda parte de La Caja de Pandora, con este título, en Viena, y con Wedekind en el papel de Jack. La obra fue un éxito y la crítica se puso a su favor. En esa obra conoció a la actriz protagonista en el papel de Lulú, Tilly Newes, y en 1906 contrajo matrimonio con ella, con la que tuvo dos hijas, Pamela y Kadidja. Su matrimonio acabó deteriorándose; su esposa incluso intentó suicidarse en 1917. Sus obras, aunque censuradas, alcanzaron el reconocimiento y el éxito. Sin embargo, no abandonó su tipo de vida bohemia.

En 1906 estrenó en Berlín Despertar de la Primavera, donde él mismo interpretaba el personaje de Señor Enmascarado. En 1912 y 1914, Max Reinhardt dirigió dos ciclos de las obras de Wedekind. Falleció en 1918 a causa de una neumonía.

Su labor literaria comenzó bajo la influencia del dramaturgo alemán Gerhart Hauptmann, pero más tarde rechazó el naturalismo en favor de los estilos desarrollados por el dramaturgo sueco August Strindberg y el poeta y dramaturgo alemán Georg Büchner. Sus temas y los efectos escénicos que plantea en sus obras, poco habituales en su momento, hacen de él un importante precursor del expresionismo en Alemania. Entre sus obras se encuentran: su primer drama Der Schellmaler, oder Kunst und Mammon (El pintor rápido, Zurich, 1886), con el que obtuvo mediano éxito; Elins Erweckung (El despertar de Elin, 1887); Kinder und Narren. Die junge Welt (Niños y necios. El mundo joven, 1889); Frühlingserwachen (Despertar de la primavera, Zurich, 1891), tragedia fantástica y vivamente erótica, que pasó casi inadvertida hasta que en 1906, en la representación de ensayo en un teatro alemán de Berlín, causó gran sensación, y que trata el tema de la iniciación sexual del adolescente en un mundo de adultos incomprensivos; Fritz Schwigerling. Der Liebestrank (Fritz Schwigerling. El filtro de amor, 1892); Das Sonnenspektrum (Espectro solar, 1894); Die Büchse der Pandora. Eine Monstertragödie (La Caja de Pandora. Una tragedia monstruosa, 1894); su tragedia Erdgeist (Espíritu de la Tierra, Munich, 1895), que caracteriza cruelmente la maldición de la sensualidad, despertó más indignación que aprobación; la colección de prosa y poesía Die Prinzessin Russalka (La princesa Russalka, 1897); Die Kammersänger (El cantor de cámara, 1897); Der Marquis von Keith (El marqués de Keith, 1899-1900); la novela Mine-Haha oder die körperliche Erziebung der jungen Mädchen (Mine-Haba o la educación sexual de las muchachas, 1899-1900); So ist das Leben. König Nicolo (Así es la vida. El rey Nicolo, 1902); Die Büchse der Pandora (La Caja de Pandora, 1902), cuyo principal personaje es la prostituta Lulú, que desarrolla el compositor Alban Berg en la conocida ópera del mismo título; la comedia Hidalla. Karl Hetmann, der Zwergriese (Hidalla. Karl Hetmann, el gigante enano, 1903-1904); Totentanz. Tod und Teufel (Danza Macabra. Muerte y Diablo, 1905); los poemas Die vier Jahreszeiten (Munich, 1905); las narraciones Feuerwerk (Munich, 1906); Musik (Música, 1906); Die Zensur (La censura, 1907); Daba. Die Satire der Satire (Daba. La sátira de la sátira, 1908); Der Stein der Weisen (La piedra de las costumbres, 1909); Franziska (1911); Samson oder Scham und Eifersucht (Sansón o Vergüenza y Envidia, 1913); Lulu. Tragödie in 5 Aufzügen mit einem Prolog (Lulú. Tragedia en 5 actos con un prólogo, 1913); Bismarck (1915); Herakles (1916-1917).

Wedekind debe su reputación al hecho de haber escrito obras en las que el sexo es el tema principal. Sin embargo, su propósito específico era hacer reflexionar al público sobre la hipocresía de la sociedad anterior a la Primera Guerra Mundial y mostrar las consecuencias grotescas de la tensión existente entre la imagen que proyectamos de nosotros mismos a la sociedad y la que la sociedad quiere imponernos. Para ello, Wedekind experimentaba con técnicas y recursos teatrales. Despertar de la primavera fue su primera obra maestra, aunque no fue estrenada hasta después de La Caja de Pandora, y le dio fama como dramaturgo provocador y controvertido, sobre todo cuando Max Reinhardt la montó en su teatro experimental en Berlín, en 1906. Las dos obras que escribió sobre el personaje de Lulú colmaron las expectativas abiertas con su primera obra: Espíritu de la Tierra y La Caja de Pandora. Estas obras motivaron problemas con la censura en Alemania y en Austria; no obstante, están reconocidas como unas de las obras maestras más ambiciosas e innovadoras del teatro de principios de siglo. Sus textos requieren de una puesta en escena muy cuidadosa con el ritmo, la iluminación, los matices de entonación, etc., puesto que el diálogo es sólo un boceto de la realización escénica. Aunque sus obras son experimentales, están escritas para ser representadas en la escena profesional.

El Marqués de Keith es una obra menos triste y más comprometida, y una de las mejores comedias escritas en lengua alemana. Está basada en el tema cómico de un timador fanfarrón y recuerda a los diálogos de Shaw. Igualmente cómica es El cantor de cámara, una de las más accesibles de sus obras socio-satíricas, que retrata a un artista agobiado por el dilema entre el verdadero genio creador y la habilidad para recrear arte sin tener necesariamente un propósito estético. En Hidalla, Wedekind coloca como protagonista a un excéntrico que se ha impuesto a sí mismo la misión de mejorar a la humanidad mediante la cría de seres humanos perfectos. La utopía humorística y la caricatura social se mezclan en esta obra, de tintes proféticos sobre lo que iba a ser la realidad alemana en los años siguientes. Wedekind representó el papel principal de esta obra. Los temas de Musik son la decepción del hombre con la sociedad y con la vida misma, la doble moral y la incoherencia del comportamiento humano.

Puede que todas las obras de Wedekind no consiguieran la calidad de sus obras maestras. Sus últimas obras pierden un tanto de la acidez de las primeras. Sin embargo, es justo considerar a Wedekind el puente entre Büchner y Brecht, gracias a la unión en sus obras de realidad y fantasía, y a la combinación de crítica social y didactismo con la farsa grotesca. Esta condición grotesca de sus obras pretendía sacudir al público, pero fueron muy frecuentemente censuradas porque se consideraba que atacaban la moralidad de la clase burguesa. Sus obras proyectan también una reflexión lírica llena de teatralidad sobre la ansiedad existencial del ser humano.

También escribió narrativa, como Die Fürstin Russalka (1897); Mine-Haha; oder, Über die körperliche Erziehung der jungen Mädchen (1901); o Feuerwerk (1905); poesía, como Lautenlieder (1920); o Ich hab meine Tante geschlachtet: Lautenlieder und "Simplizissimus"- Gedichte (1967); y memorias y cartas, como Gesammelte Briefe (1924); Selbstdarstellung (1954); Der vermummte Herr: Briefe 1881-1917 (1967); o Die Tagebücher: Ein erotisches Leben (1986).