miércoles, 10 de agosto de 2016

10 DE AGOSTO DE 1878 NACE:

ALFRED DÖBLIN
(Stettin, 1878 - Emmendingen, 1957) Escritor alemán. Nacido en el seno de una familia de comerciantes judíos, se trasladó con su madre a Berlín (1888), donde más tarde cursó estudios de neurología y psiquiatría, doctorándose en 1905. Tras unos intentos narrativos juveniles, influidos por sus lecturas de Nietzsche y Freud (La cortina negra. Novela de las palabras y los azares, escrita en 1902 y no editada hasta 1919), se adscribió a la corriente expresionista y fue, junto con H. Walden y L. Schreyer, uno de los fundadores de la revista Der Sturm, en la que publicó varios relatos sueltos recogidos luego en los volúmenes El asesinato de un ranúnculo(1913) y Los Lobensteiner viajan a Bohemia (1917).


Alfred Döblin

En 1915 obtuvo su primer éxito literario con la novela Los tres saltos de Wang-lun, parábola sobre la resistencia pasiva frente a la violencia, que tiene como correlato histórico la rebelión de una secta taoísta contra el gobierno imperial en la China del siglo XVIII. El lenguaje explosivo y renovador de la obra, que supone una ruptura decisiva con la tradición de la novela burguesa alemana, la convirtieron en el primer gran exponente del género dentro del expresionismo.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, en la que participó como médico militar, Döblin publicó La lucha de Wadzek con la turbina a vapor (1918), donde desarrolla uno de los temas centrales en su producción ulterior, la violencia de la técnica, yWallenstein (1920), novela de estructura y dimensiones épicas ambientada durante la Guerra de los Treinta Años.

De su personal lectura del pensamiento marxista y socialista da testimonio El baile de máscaras alemán (1921), recopilación de ensayos y artículos políticos a la que siguieron otras dos importantes creaciones novelescas: Montañas, mares y gigantes(Berge, Meere und Giganten, 1924), utopía de la era técnica sobre una humanidad que se ha alejado irremisiblemente de la naturaleza y debe pagar las consecuencias, y Berlín Alexanderplatz, de 1929, sin duda su obra más famosa y la primera novela alemana importante sobre el tema de la gran ciudad.

Equiparada con el Ulises de James Joyce o la trilogía U.S.A. de John Dos Passos,Berlín Alexanderplatz narra la historia de Franz Biberkopf, un obrero recién liberado de la cárcel que intenta abrirse paso y llevar una vida digna en el babilónico laberinto de los bajos fondos berlineses. El notable virtuosismo técnico desplegado en la composición de la novela (asociación, monólogo interior, diversidad de perspectivas y planos narrativos, collages, citas, yuxtaposición de las escenas y constante alternancia de los niveles lingüísticos) reproduce en todo momento el ritmo trepidante de la urbe y el trágico sino de la condición humana moderna.

Inmediatamente después del incendio del Reichstag (1933), Döblin huyó primero a Suiza y luego a Francia, donde permaneció hasta la invasión nazi en 1940 y escribió, entre otros títulos, La migración babilónica o La soberbia precede a la caída(1934), No habrá perdón (1935), novela de base autobiográfica, y las trilogíasAmazonas (1937-48), donde recrea episodios de la historia hispanoamericana, yNoviembre de 1918. Una revolución alemana (1939-50), estas últimas continuadas en el exilio americano y en Alemania, adonde volvió al término de la guerra.

A su etapa final pertenecen El coronel y el poeta, o el corazón humano (1946),Hamlet o La larga noche llega a su fin (1956), historia familiar en la que se advierten ecos de la tradición novelística anglosajona, y el libro de memorias Viaje del destino (1949), evocación del exilio en Francia y los EE.UU. De su conversión al catolicismo, acaecida en 1941, informa detalladamente el ensayo El hombre inmortal. Diálogo Religioso (1946). Döblin dejó asimismo obras teatrales y numerosos ensayos sobre temas religiosos, políticos y literarios: Nuestra existencia(1933), La literatura alemana en el extranjero desde 1933 (1938) y La poesía, su naturaleza y su papel (1950).