domingo, 9 de abril de 2017

VINICIUS DE MORAES
Mujer al sol
Una mujer al sol es todo mi deseo,

viene del mar, desnuda, con los brazos en cruz
y la flor de los labios abierta para el beso
y en la piel refulgente el polen de la luz.
Una hermosa mujer, los senos en reposo

y caliente de sol, nada más se precisa.
El vientre terso, el pelo húmedo y una sonrisa
en la flor de los labios, abierta para el gozo.
Una mujer al sol sobre quien yo me arroje

y a quien beba y me muerda y con quien me lamente,
y que al someterse se enfurezca y solloce,
e intente rechazarme, y que al sentirme ausente

me busque nuevamente y se quede a dormir
cuando yo, apaciguado, me disponga a partir.
Imagen relacionada